Alimentación: la Pera

Imagen de Odoo y bloque de texto

Alimentación: la pera

Si hay algo que nunca puede faltar en la lonchera de los niños es la fruta. Sus beneficios nutricionales y sabor refrescante hacen de este alimento un aliado perfecto para el adecuado crecimiento y desarrollo infantil.

Dentro del variado menú que ofrecen las frutas, la pera resulta una excelente opción para que tus hijos disfruten de unas meriendas ricas y saludables. Por ser dulce y jugosa, esta fruta ha sido por mucho tiempo una de las favoritas de los niños.

Pero más allá de su delicioso sabor, la pera tiene unas características nutricionales que la hacen aún más atractiva. Tiene un alto contenido de potasio que junto con el calcio actúa en la formación ósea de los niños; es además rica en fibra, vitamina C y ácido fólico lo que la convierte en un alimento ideal para la vista, la piel y las defensas.

La pera es también un alimento ideal para combatir el sobrepeso y la obesidad infantil, gracias a su contenido de fibra y agua que provee a los niños la sensación de llenura que desestimula el consumo de golosinas altas en carbohidratos y azúcares.

Se ha demostrado que muchas enfermedades que padecen los adultos empiezan a desarrollarse en la adolescencia. Por eso es importante que nuestros hijos adquieran a temprana edad hábitos saludables de alimentación que muy probablemente conservarán por el resto de su vida.

La pera es definitivamente una fruta muy completa que puedes incluir 2 ó 3 veces por semana en la dieta de tus hijos y, desde pequeños, fomentar en ellos hábitos alimenticios saludables que durarán toda la vida.