Elementos y accesorios

Imagen de Odoo y bloque de texto

Elementos y accesorios 

En nuestra entrada anterior, hablamos acerca de la pollera de Panamá, ese hermoso y complejo traje que nos identifica ante el mundo. Hoy comentaremos acerca de los elementos que lo conforman y los accesorios que lo complementan.

La pollera panameña consta de dos piezas separadas, confeccionadas con tela fina:

Ø      La camisa: formada, en su parte interior, por un armazón básico revestido de un tapabalazo y las mangas. En el exterior, por la boca de la camisa adornada con trencillas y dos arandelas, una superior y otra inferior, levemente recogidas y trabajadas con labores variadas, trencillas y encajes.

Ø      El pollerón: compuesto de tres piezas: una pretina, el cuerpo y el susto de la pollera. Estas van trabajadas sobre tela blanca, o estampadas con diferentes puntadas; y enriquecidas con trencillas y encajes.

Y se engalana además con una serie de accesorios, como son:

Ø      Las joyas: Incluyen los adornos usados sobre la cabeza (pajuela, peinetas, aretes en las orejas y peinetón); los collares (por lo general son siete: el escapulario, el rosario, el cabestrillo, la guachapalí,  la cadena chata, cadena solitaria y cadena bruja); y adicionalmente, botones para las enaguas, gargantilla, pulso, hebillas en los zapatos, mosqueta, tostada o media luna.

Ø      Los tembleques: adornos que se utilizan en la cabeza y se diseñan de diferentes formas, como flores, palomas, mariposas y alacranes. Anteriormente estas piezas eran realizadas con escamas de pescado, mientras que hoy en día se suelen usar de plástico y carey.  

Ø      Las enaguas: prenda interior  femenina, que se usa debajo de la pollera.

Ø      Los zapatos, normalmente hechos de materiales como satín, pana, terciopelo o raso.

Ø      Rebozos o paños: se trata de un accesorio que normalmente es usado para protegerse del sol o incluso del frío; es confeccionado en la misma tela de la pollera, y por lo general tiene diseños llamativos.

Ø      Finalmente, se le puede acompañar con abanicos, pañuelos y monederos.